Jueves cultural | L. Arancibia: Una espiritualidad comprometida con la justicia

Luis Arancibia Tapia (izq) conversa con José Márquez, Delegado de la ONG Entreculturas en Granada que hizo la correspondiente presentación, antes de comenzar su exposición. Arancibia, con dilatada experiencia de colaboración y trabajo al servicio de la solidaridad y Delegado del Superior Provincial para el Sector Social de los jesuitas de España, destacó que vivimos momentos no óptimos para esa causa. Propuso como la música de fondo de toda su exposición la parábola de Lucas que conocemos como la del «buen samaritano» y se fijó en algunos verbos del texto lucano que centran las actitudes y acciones cuando se piensa solidariamente: el samaritano, comentó, ante el viajero necesitado, lo vio, se compadeció de él, curó sus heridas, lo cuidó y volvió. Tras esa interesante y sugerente lectura del texto evangélico la conferencia articula una serie de reflexiones que están alimentadas por la dilatada experiencia de trabajo en el campo y por el estudio y análisis de los datos sociológicos. La espiritualidad es así una importante ayuda para dar a semejantes compromisos una proyección que va más allá de las modas. Ver el mundo con esos ojos no es ser enviados para llevar soluciones, para llevar «salvación», sino una invitación para encontrarse con el Dios de la Vida.