Cuaresma 2020 | El Dios que nos perdona (4) Darío Mollá: «…acabar con un coloquio de misericordia».

La última de estas cuatro charlas de introducción a la Cuaresma estuvo a cargo de Darío Mollá Llácer SJ, especialista en espiritualidad ignaciana, que eligió como título y tema de su intervención unas palabras del propio Ignacio de Loyola en su libro de los Ejercicios Espirituales: «acabar con un coloquio de misericordia«.

Tras insistir en la importancia que concede Ignacio al hecho de sentirse personalmente perdonado (que no es lo mismo que «saberlo»), Mollá comenta tres propuestas de Ignacio para vivir esa experiencia. Se refiere en primer lugar al encuentro con Cristo puesto en cruz para hacer con él un coloquio. Con hermosas palabras glosa lo que Ignacio entiende por esa forma de oración que llama coloquio.

En segundo lugar se refiere a la importancia de lo que llama «memoria autobiográfica». Traer a la memoria las experiencias de piedad y misericordia que Dios ha tenido con cada uno para paladearlo y agradecerlo.

Finalmente descubre que esa experiencia nos convierte en personas al servicio de la misericordia. Si esta, dijo el conferenciante pidiendo disculpas por la expresión que él llamó «pedestre», está en el ADN de Dios, debe estar también en el ADN de sus hijos.