Concierto: Phoenix Boys Choir

Ante un público que llenaba la iglesia hasta en los confesonarios (algunos hubo que los convirtieron en inesperados palcos), el Phoenix Boys Choir ofreció su concierto de música coral, con un muy bien seleccionado repertorio que incorporó composiciones de músicos de todos los tiempos, desde los más clásicos a los más modernos. Del mismo modo que se alternaron los autores lo hicieron también los agrupamientos de intérpretes para exhibir el potencial enorme del conjunto, intercambiando con las actuaciones del grupo coral completo otras del coro de voces blancas, o de las cuerdas de voces graves, de solistas o dúos.

El coro hizo gala de gran potencia y afinación así como de gran riqueza de matices. Fueron muy aplaudidos. Como propina al cierre de la actuación el coro  sorprendió a su público con un delicioso Ave Verum (Mozart) interpretado por los cantores distribuidos a lo largo del perímetro de la iglesia, rodeando a los oyentes. Su dominio interpretativo y la acústica de la iglesia convirtieron la actuación en un momento de enorme expresividad.

 

Compartir
Artículo anteriorFiesta del Sagrado Corazón
Artículo siguienteDía del refugiado